Directo al Paladar
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La Navidad trae consigo los fabulosos momentos rodeados de familia y amigos, las tardes de cafés infinitos, las comilonas y, por supuesto, la difícil elección del menú festivo para todos aquellos a quienes nos toca o nos gusta cocinar. Como somos muy golosos, hoy se nos ha ocurrido recopilar cinco ideas deliciosas y facilísimas para que te corones con el postre sin dedicarle demasiado tiempo a los fogones.

Las tartas no fallan a la hora de conquistar el paladar de cualquier invitado y son tan bonitas que lucirán al ponerlas sobre la mesa. Para ahorrar tiempo en la elaboración utilizaremos las masas refrigeradas de BuitoniSon muy fáciles de usar y no se rompen así que aguantarán todos los rellenos que elijamos para nuestras recetas.

Tarta de queso al horno

Ingredientes: 1 masa Brisa de Buitoni, 370 g de leche condensada, 200 g de queso blanco cremoso para untar, 100 ml de zumo de limón (1/2 vaso aprox.), 3 huevos, 2 cucharadas de harina de maíz, 1 cucharadita de corteza de limón (evita la parte interior más blanquecina, es amarga).

Elaboración: Extiende la masa quebrada de Buitoni sobre el molde de la tarta hasta cubrir la base; pincha el fondo con un tenedor varias veces y cubre la masa con el papel que la envuelve. Precalienta el horno a 180º de temperatura e introduce la base durante 10 minutos, después retira el papel y déjala dentro 5 minutos más. Para el contenido hay que mezclar en un bol el queso fresco con la leche condensada, las yemas de los huevos, la corteza rallada y el zumo de limón. Monta en otro bol las claras a punto de nieve y tamiza la harina. Junta las dos mezclas, vierte el resultado sobre la masa previamente cocinada y por último, hornea todo el conjunto a 180º durante aproximadamente 25 minutos.

Consejo: Al utilizar la masa quebrada de Buitoni tu receta tendrá un toque crujiente que encantará a tus invitados. Además, como viene laminada y es fácil de extender, es ideal para fondos de tarta y te ahorrará mucho tiempo en tus elaboraciones.

Tarta de manzana con hojaldre

Ingredientes: 1 masa de hojaldre redonda de Buitoni, 400 g de manzana golden (2 o 3 aprox.), 25 g de mantequilla, 15 g de azúcar, 1 cucharada de mermelada de melocotón.

Elaboración: Para empezar ve precalentando el horno a 200º. Desenrolla la masa de hojaldre de Buitoni y marca con un cuchillo un círculo a 2 cm del borde. Pincha la masa que queda dentro del círculo, deja el borde sin agujeros. Lamina las manzanas sin pelarlas. Reparte las rodajas en forma de círculo sobre el hojaldre; después echa trocitos de mantequilla y espolvorea el azúcar sobre ellas. Hornea durante 20 minutos, saca la tarta del horno y píntala con una capita fina y jugosa de mermelada.

Consejo: Si la mermelada queda muy espesa puedes mezclarla con agua, en un tarro, antes de ponerla sobre la tarta para que te resulte más sencillo repartirla. No te preocupes, con la masa Buitoni que sube gracias a sus 196 capas, la tarta quedará siempre crujiente aunque la cobertura sea húmeda.

Tarta de chocolate

Ingredientes: 1 masa Brisa de Buitoni, 170 g de chocolate negro 70% para postres, 200 ml de nata para montar (1 vaso aprox.), 80 g de mantequilla, 2 cucharadas de cacao en polvo.

Elaboración: Para la crema tendrás que calentar la nata, después añade la mantequilla junto al chocolate y remueve hasta que el chocolate esté fundido. Extiende la masa quebrada de Buitoni, forra con ella el molde de la tarta y recorta el sobrante. Pincha el fondo con un tenedor, cúbrela con el papel que la envolvía en el paquete y hornea la tarta en el horno precalentado a 200º de temperatura durante 15 minutos; retira el papel y déjala durante 5 minutos más. Vierte la crema sobre la masa y alisa con la ayuda de una cuchara. Déjala reposar en la nevera durante 1 hora como mínimo y cuando la saques podrás decorar la superficie con cacao en polvo.

Consejo: Presiona bien las paredes de la masa para que no se bajen con el aire caliente del horno. Puedes añadir trocitos de galleta picada en el chocolate fundido. Hay masas complicadas de manejar porque se pegan o se desmontan, pero la firmeza de las masas Buitoni te ayudará a conseguir un resultado impecable con una textura fina y uniforme.

Tarta de frutas con hojaldre

Ingredientes: 1 masa de hojaldre redonda de Buitoni, 6 cucharadas de leche condensada, 3/4 kg de fruta variada, 1 limón, 6 g de harina de maíz (2 cucharaditas aprox.), 2 yemas de huevo, 4 cucharadas de confitura de albaricoque.

Elaboración: Precalienta el horno a 200º. Para preparar el relleno tendrás que calentar en un cazo la leche condensada junto con 1/4 L de agua y la piel de limón. Pasa la leche por un colador, añade las yemas y la harina de maíz (disuelta en un poco de agua fría) y calienta toda la mezcla al baño de maría, sin dejar de remover hasta que espese. Forra un molde con la masa de hojaldre de Buitoni, pincha el fondo varias veces con un tenedor y cúbrela con el papel que la envuelve. Recuerda presionar bien las paredes para que no se bajen con el calor. Hornea la tarta durante 15 minutos; retira el papel y cuécela durante 5 minutos más. Reparte la crema fría sobre la base de la tarta con la ayuda de una cuchara y coloca las frutas, previamente laminadas, sobre la tarta. Por último, funde la confitura y pinta con ella la fruta para abrillantarla. Con la masa de hojaldre de Buitoni, de 196 capas, conseguirás un postre crujiente y delicado.

Consejo: La fruta se oxida rápidamente, rocíala con zumo de limón para evitarlo. Utiliza y alterna frutas de varios colores para que quede un resultado mucho más atractivo.

Tarta de queso con arándanos

Ingredientes: 1 masa Brisa de Buitoni, 8 cucharadas de leche condensada, 300 g de queso blanco cremoso de untar, 200 ml de nata para montar, 1 sobre de cuajada, 1 limón, 1/2 bote de mermelada de arándanos.

Elaboración: Precalienta el horno a 200º. Extiende la masa quebrada sobre un molde, nosotros hemos utilizado como plantilla uno desmontable de 18 cm. Recorta la masa sobrante y retírala. Pincha la masa con un tenedor y cuécela durante 10 minutos, déjala enfriar cuando la saques. Disuelve el preparado para cuajada en la nata caliente. Mezcla el queso, la leche condensada, el zumo de limón, un poco de ralladura y júntalo con el preparado de la nata. Una vez la masa esté totalmente fría pon la mezcla encima. Déjala en la nevera durante 5 o 6 horas. Desmolda la tarta y añade la mermelada de arándanos en la superficie.

Consejo: La tarta de queso es uno de los postres más populares y si utilizas la masa quebrada de Buitoni en tu receta conseguirás esa fantástica mezcla entre la esponjosidad de la tarta y el crujiente de una masa llena de sabor.

Las tartas son un clásico con miles de caras, sabores y colores, por eso son el complemento perfecto para cualquier tarde de sobremesa. Todo el mundo te felicitará elijas la receta que elijas y seguro que te toca repetir el año que viene.

No te pongas límites y lánzate a probar tus propias creaciones. Las masas de Buitoni son tan versátiles y fáciles de usar que te van a facilitar el trabajo.

Estas recetas están pensadas para unos 6-8 comensales, si esperas a más gente te recomendamos que hagas más de una tarta para que todo el mundo pueda comer un trozo generoso, en cuanto la prueben van a querer más. Aprovecha las Navidades para darte el capricho y mimar el paladar de tus seres queridos.

Fotos y recetas | Nestlé Cocina